Viaje con niñ@s: nuestra visita a Granada

El verano pasado hicimos una escapada a Granada con nuestras hijas, un precioso apartamento con vistas a la Alhambra que reservamos con Be Mate situado junto al Paseo de los Tristes, la ubicación fue todo un acierto exceptuando la larga cuesta que bajamos y subíamos cada día, que empujando la silla de paseo se hacía eterna… pero  las vistas y el paisaje lo merecían. Fueron cinco días, corto pero intenso, aprovechamos hasta el último minuto ya que es una ciudad que nos encanta y después de Julio repetimos dos veces más, una en Septiembre solos en pareja con la más pequeña de nuestras hijas y otra en Navidad.

Nuestro plan de viaje comenzó con la compra online de entradas para visitar la Alhambra, si no recuerdo mal los menores de 12 años no pagan entrada, así que solo pagamos la de mi marido y la mía aunque hay que indicar el número de niños ya que tienes que tener un ticket-entrada para cada uno.

Una vez llegados al destino e instalados en el apartamento comenzamos a buscar sitios de tapas (tan típicas de Granada), aunque no recuerdo el nombre del bar estaba situado en la acera de enfrente del Corte Inglés en calle Acera del Darro, nos gustó mucho el trato y la comida en especial los bocadillos de carne en salsa que nunca habíamos probado y que nos recomendaron hacerlo si íbamos por allí.

El día que visitamos la Alhambra cogimos el minibus justo al lado de la plaza de Isabel La Católica que nos dejó en la misma puerta del monumento. Llevábamos preparados bocadillos, algún que otro snack y muuucha agua que con las peques no puede faltar, por supuesto todo ésto cargado en la cesta de la silla de paseo, llevamos la de Be Cool Slide ya que tiene una gran cesta y grandes ruedas perfectas para el empedrado del recinto, también echamos el patín para nuestra hija Nora que entonces tenía 6 años y lo agradeció mucho ya que aquello es inmenso y es normal que se acabe muy cansado. En el Palacio de Carlos V no se podía entrar con carritos así que ellos te lo guardan y a cambio nos dejaron una mochila portabebé para la peque Yasmín de 2 añitos, está muy bien que tengan todo bien pensado para los más pequeños y la pongan a disposición de los turistas sin ningún coste, ya que para nada es lo mismo cargarlos en brazos.

Es la segunda vez que la visito, la primera vez hará unos 15 o 16 años, ésta vez lo disfruté muchísimo más, me fijaba en cada detalle….tanta historia en cada pedacito que compone aquello…tantos elementos preciosos y hechos con tanto esfuerzo y trabajo, dignos de admirar….los techos, las cúpulas, cada columna, cada patio, cada jardín, cada flor….me encanta!!! y volveré todas las veces que pueda, y si les preguntas a mis hijas opinan lo mismo para ellas fue cansado pero mereció la pena disfrutaron admirando cada rincón y aprendiendo de nuestra historia.

Granada es una ciudad que nos tiene enamorados a los cinco, sus calles tienen una esencia y magia especial.

Si no habéis visitado nunca Granada os la recomendamos una y mil veces más, nosotros aprovecharemos cada ocasión en la que podamos ir y la seguiremos disfrutando como la primera vez.

En breves os contaremos nuestros planes de vacaciones para éste año, será un destino rural, campo, animales salvajes….

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *